Jueves 28 de Agosto de 2014
PDF Imprimir Correo electrónico

Altas tarifas de la energía eléctrica en México

La energía eléctrica se ha convertido en un lujo para las familias pobres que se ven imposibilitadas de pagarla, debido al alto costo de la electricidad y los bajos salarios que perciben.

Servicio de luz otorgado por la Comisión Federal de Electricidad

En el párrafo sexto del Artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, se establece que: “Corresponde exclusivamente a la Nación generar, conducir, transformar, distribuir y abastecer energía eléctrica que tenga por objeto la prestación de servicio público. En esta materia no se otorgarán concesiones a los particulares y la Nación aprovechará los bienes y recursos naturales que se requieran para dichos fines”.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) es la empresa federal encargada de proporcionar el servicio de electricidad en todo el país, después del cierre de Luz y Fuerza del Centro. Las tarifas son altas para las personas que viven en la pobreza y que subsisten con menos de dos salarios mínimos. Las familias de bajos recursos que no pueden pagar sufren de la suspensión de la luz en sus domicilios. Sin importar que haya adultos mayores, enfermos o bebés que necesitan con urgencia de este servicio básico, les es retirado ante la imposibilidad que tienen para pagarlo.

Un ejemplo de estos casos que van en aumento, es el de una jubilada que tiene su casa en una zona popular del Distrito Federal, la CFE pretende cobrarle 5.859 pesos mexicanos por un bimestre, cuando ella recibe una pensión de 1.900 pesos mexicanos al mes.

Salarios y tarifas eléctricas

En el libro La reforma cautiva: inversión, trabajo y empresa en el sector eléctrico mexicano, de César Hernández, publicado por el CIDAC, se comenta que un usuario que consume 420 kWh en un bimestre paga 66 dólares en México, mientras que en Estados Unidos el costo es de 35 dólares americanos. Siendo que el promedio del salario mínimo nacional en México es de 58,06 pesos al día, 1.741,80 pesos al mes, equivalente a 132,79 dólares americanos. En tanto, el salario mínimo en Estados Unidos por hora establecido por el gobierno federal es de 7.25 dólares americanos, estaríamos hablando de un aproximado de 1.740 dólares mensuales.

A pesar de la disparidad de ingresos y las condiciones de vida entre los países desarrollados y los países en vías de desarrollo como México, las familias mexicanas cuentan mayormente con ingresos bajos y tienen que pagar tarifas altas.

Según la más reciente Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH 2011) 81,7 por ciento cuentan con hasta dos salarios mínimos, es decir 3.500 pesos o menos al mes, 15,8 por ciento cuentan con más de dos y hasta seis veces el salario mínimo, solamente el 2,5 por ciento de la población recibe más de seis salarios mínimos.

 

Sector industrial y precios de la energía

Las empresas también se han visto afectadas, ya que algunas industrias han tenido que cerrar porque el gasto por el servicio eléctrico les resulta excesivo y está por encima de sus posibilidades económicas. El presidente de la comisión de energía de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) Jaime Williams, informó que las tarifas eléctricas para el sector industrial son entre 35 a 38 por ciento más altas que las que se cobran en Estados Unidos.

El Presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación (Caintra) en Nuevo León, Eugenio Clariond Rangel, dijo que de diciembre de 2010 a junio de 2011 las tarifas se incrementaron en un 16,3 por ciento.

Los altos precios de la energía eléctrica

El incremento de los costos del combustóleo y del gas natural utilizados para generar electricidad, ocasiona que los precios de la electricidad aumenten. El gas natural está sujeto a precios internacionales ya que en México no se cuenta con infraestructura para procesarlo. En tanto, las plantas hidroeléctricas de la CFE funcionan parcialmente.

José Luis Apodaca Villarreal, exgerente general divisional de la CFE afirmó que la participación de los productores independientes de electricidad (PIE) ha derivado en un encarecimiento de la energía eléctrica en México y en una dependencia de la importación de gas natural.

Mala calidad en el suministro del servicio de luz

Indicadores internacionales sugieren problemas en el sector, ya que mientras la calidad del servicio es deficiente con apagones y variaciones de voltaje que dañan los aparatos eléctricos, los precios de la electricidad son elevados.

Según el informe The Global Competitiveness Report 2010-2011 publicado por el Foro Económico Mundial, la calidad de suministro de electricidad en México ocupa el lugar 91 de un total de 139.

Es necesario que se evalúen las condiciones en que opera la paraestatal CFE, las fuentes disponibles para la producción de electricidad y sus posibles ventajas. La regulación de las tarifas de acuerdo con los salarios reales en México, ya que las personas que perciben bajos ingresos se ven imposibilitadas para contar con el servicio básico de luz en su hogar. Las industrias también se ven afectadas al tener que cerrar sus negocios, de tal manera que también se pierden inversiones y fuentes de empleo en el sector productivo.

Comentarios (2)
  • edgar yañez  - Comentario del lector
    si, las tarifas no las ponen los empleados de cfe sino el gobierno federal,aunque aca en el area conurbada del df hay mucha gente que esta colagda
  • diego alberto mora  - Comentario del lector
    no es justo que gente como cfe robeb de esa manera las casas de la ciudadania son rateros y prepotentes fuera cfe

Por favor introduce el codigo anti-spam que puedes leer en la imagen.
 

 
¿Cómo califica el primer año de gobierno de Enrique Peña Nieto?